Magia solidaria

Si existe una característica inigualable en el ser humano esa es la capacidad de ser solidario. En la mayoría de los casos, pensamos en la solidaridad como algo puramente económico, que deberían ser los ricos o poderosos los que deberían poner fin a las desigualdades. Y a pesar de que esa idea utópica es una realidad, la solidaridad no solo se ciñe a la riqueza económica. Se trata de poder aportar a los demás algo de que tu tienes ya sea 1€, unos zapatos, un abrazo o una sonrisa. Por que no solo es rico el que tiene dinero.

En mi caso, me siento privilegiado por poder ofrecer mi trabajo para quién lo necesite. Al fin al cabo mi trabajo es ilusionar y sin ilusión la vida no es la misma. Por este motivo, desde mis inicios he colaborado con diversas asociaciones y fundaciones en sus eventos solidarios. Pero tengo que reconocer que lo que mas me llena como mago y como persona ha llegado hace un par de años cuando comencé a colaborar con la Fundación Abracadabra que pone a disposición de los hospitales de toda España el trabajo solidario de diversos magos. Actualmente visito el Hospital Provincial de Pontevedra y el Hospital Clínico de Santiago una vez al mes, aportando mi granito de arena, para que tod@s l@s niñ@s que no están pasando por su mejor momento se olviden por un instante de lo que les rodea y se centren en la ilusión de su sonrisa.

Ver a un niñ@ enferm@ y a su familia sonreir por unos minutos es una de las mejores sensaciones que se puede tener en mi trabajo.

Que nunca falte una sonrisa ni una ilusión.

 

abracadabra